Las 5 economías que crecerán más rápido en el mundo en 2018

Las 5 economías que crecerán más rápido en el mundo en 2018

Nuevos campos petroleros, más gasto público y el alza del consumo y la inversión están empujando la expansión económica de varios países. Al menos dos de ellos, se prevé que lleguen a crecer más de un 8% en 2018.

Los países que se recuperan después de haber pasado por el infierno suelen experimentar un rebote que los lleva a crecer a una impactante velocidad. Pero hay una potencia (que no es China), que parece imparable. Ha pasado una década desde que se desató la crisis financiera que hizo temblar al mundo.

Después de muchas penurias, la economía global comenzó a repuntar y, aunque la generación de riqueza ha sido moderada, son los mercados emergentes y las economías en desarrollo los que están liderando el crecimiento, especialmente aquellos que exportan materias primas.

"El crecimiento cobrará impulso a medida que la inversión y el consumo privado se consoliden, particularmente en las economías exportadoras de productos básicos", dijo el Banco Mundial en su informe de perspectivas económicas.

Al mirar el panorama general de crecimiento para este año que pronostica el Banco Mundial, aparecen cuatro países africanos en la delantera y uno asiático. La lista está liderada por: Ghana, Etiopía, India, Costa de Marfil y Yibuti.

¿Por qué estos países crecerán más rápido?

"Cada uno por diferentes razones, aunque el gasto público juega un rol importante en muchos casos", señala Carlos Arteta, economista líder del Grupo de Perspectivas Globales de Desarrollo del Banco Mundial."Etiopía, Costa de Marfil y Yibuti se están beneficiando de inversiones en infraestructura para impulsar el crecimiento", le dice Arteta a BBC Mundo.

El rápido crecimiento de India

El único país no africano de la lista es India, un gigante surasiático que podría convertirse en la tercera economía mundial, después de China y Estados Unidos, en la próxima década.

Su población está aumentando aceleradamente y las reformas que ha implementado el gobierno de Narendra Modi (en el poder desde 2014) deberían, según proyectan los economistas, dar frutos a mediano plazo.

"India está experimentando un fuerte consumo privado y público, y la inversióntambién se ha recuperado tras un período de velocidad reducida", dice Arteta. Con todo, persisten dudas sobre la caída en la tasa de inversión en ese país.

Los expertos estiman que si la inversión se mantiene en 30%, es poco probable que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) aumente a más del 8% anual. Pero claro, un crecimiento sostenido de entre 7% y 8% sería el sueño de muchos países. En América Latina, por ejemplo, las estimaciones apuntan a un crecimiento promedio de 2% este año.

 

Y en el caso de los países ricos que iniciaron sus procesos de desarrollo hace varias décadas, las expectativas de crecimiento se mueven en otros horizontes, pero así y todo, actualmente se consideran modestos.

Basta mirar el caso de Estados Unidos que creció 1,5% en 2016, 2,3% en 2017 y que se prevé que crezca 2,5% este año.

India también enfrenta otros desafíos, como por ejemplo, reducir los costos y las trabas burocráticas para hacer negocios, además de incorporar más niños al sistema escolar, algo que tiene un impacto directo en la calidad de la fuerza laboral futura. Pero sin duda el dividendo demográfico del país juega a su favor.

Levantándose del suelo

Ghana, considerado como uno de los países más estables de África Occidental, se prevé como el que tendrá el mayor crecimiento del mundo en 2018, según el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Tras lograr su independencia de Reino Unido en la década de los 50, este país logró establecer un régimen democrático a comienzos de los 90.

Hasta hace poco, era considerado como un modelo de crecimiento económico en su continente, cuya riqueza provenía históricamente del oro y el cacao, y más recientemente del petróleo y el gas.

Pero a partir de 2013, su economía se vino cuesta abajo y tuvo que enfrentar una crisis que la llevó a tener altos de niveles de déficit público e inflación y un debilitamiento de su moneda. Sin embargo, en el último año, la situación ha cambiado.

"El robusto crecimiento de Ghana está motivado por el supuesto de que su producción petrolera se acelerará, en la medida que nuevos campos entren en funcionamiento", dice Arteta.

Su actual presidente, Nana Akufo-Addo (que lleva casi un año en el poder), ha iniciado una serie de reformas para impulsar la recuperación económica. Una tarea verdaderamente titánica, considerando que tuvo que hacerse cargo de un país arruinado.

 

Con sus reformas, el presidente busca estimular el sector privado, estabilizar la moneda local, reducir el costo del crédito, rebajar impuestos, modernizar la agricultura y definir una política industrial.


Navegación

Social Media